Galimatías

Selección poética
© Santiago López.

Baires

Tienes una ventana que da hacia el patio interior
y ya no quieres salir
porque no hay sol
la brisa te corta la cara
te duele respirar
y te esfuerzas por caminar en la vereda
 
te exigen saber cosas muy rápido
te exiges ser valiente
te cuesta ubicarte
estás en el sur
y es lindo y te sientes como en un sueño ese sueño que tenías de andar por las calles de París
esto es como ese sueño pero real sin París y con fotocopias de tu C.V. en una mano entumecida por la brisa fría del río y/o el mar
 
te quieres comer un helado
te gustan los helados
miras los helados las pastelerías
quieres un tiramisú
te prometes que al ganar dinero comprarás ese tiramisú
 
¿por qué tienes aspiraciones tan tontas?
 
recorres las mismas calles como queriendo memorizar los árboles y las grietas para nunca perderte
así son tus métodos para ubicarte en lugares nuevos
todo huele diferente
el aire el cielo todo es mágico
pero la magia acaba en la habitación
mirando hacia el patio interior luego de cada palabra lanzada
te contienes porque no te permites llorar o mostrar que fracasaste
sales a llorar a la calle entras a la iglesia buscas consuelo voces calor tiemblas de frío
no desayunaste tienes hambre quieres pizza grasosa eres vegetariana nada te calienta
siempre tienes frío quieres decirle a tu mamá que te sientes triste
el sol no te calienta te agitas quieres un rivotril
y luego te duermes toda la mañana en una banca del parque bajo el sol
 
te calientas al fin y la vida se torna más amable

Yubartas in the sky

Mira la ballena que escapa en la ventana
¡ah, qué enorme y magnífica criatura!
cielos de mermelada brotan por sus ojos de periódico infantil
el celofán de las flores dibuja árboles de naranjas por su cuerpo

Alguien le llama
ella responde silenciosamente
es la ballena con ojos de caleidoscopio
las flores de celofán se mezclan con el cielo amarillo
y cada nube transforma la lluvia en plastilina
cada gota hace crecer tartas de masmelos
y de nuevo aparece la ballena soleada
y el verde tallo de papel rizado crece de ella

Alguien llama de nuevo
esta vez es un río de diamantes
 
La ballena muere
ahora hay ballenas en el cielo con diamantes

El puente de la 19

¿Cuántos pasos caen por el puente?
recorrimos senderos descubiertos

Entre maleza la ciudad gemía con cada estrépito de nuestros pasos
yo llevaba una sonrisa bajo el pecho
tú llevabas brillo de astros en los ojos
en cada pisada una palabra nueva sucumbía

Relatos de muerte palabras de carne
canciones con sangre de demonios
cada segundo tenía siluetas distintas
retazos de vida suspiros de fuego
entre tu espacio y mi espacio los duendes acaparaban los duraznos

Sin embargo mi ciudad de hoy no es la ciudad del mañana
hoy llevas duraznos
mañana llevarás alcohol en las venas
hoy veo tu sombra
mañana no veré la penumbra del camino

y una ciudad entera me deslumbrará con su agitado ritmo

Hoy llueven nuestros silencios y nos caen encima como piedras
mañana la melodía diurna de los animales colmará nuestros pensamientos
pero quedo yo quedas tú
y el aroma de nuestras palabras persiste en los lugares señalados
un puente mi ciudad nocturna tu ciudad de madrugada

Finalmente los caminos recorridos respirarán nuestra vida nuestra muerte
y cuando caiga la noche nuevamente
la embriaguez de nuestros cuerpos citará una ballena borracha y un cementerio marino

Laura Victoria Merchán

Autora

«Que me disculpen las grandes preguntas por las pequeñas respuestas» —Wisława Szymborska.

Abrazadora de perros / Me gusta cumplir años solo para comer torta / Me obsesiona el cielo / Escribo sin saber hacerlo, a modo de terapia (tal vez).

¡Suscríbete al boletín!