Qué vanidad la mía

Qué vanidad la mía
al quererte imaginar
en función mía
sólo para poder amar
 
Qué vanidad la mía
al buscarte en todos lados
por una vana pasión mía
de cumplir deseos inimaginados
 
Qué vanidad la mía
pues por esperar
tu amor, belleza mía,
sin en ti pensar
 
Qué vanidad la mía,
al querer contigo estar
solo para satisfacción mía
sin pensar en tu disfrutar
 
Qué vanidad la mía
si puedo esperar
el alma mía
en ti consagrar
 
Qué vanidad la mía
al no querer decepcionar
la pobre esperanza mía
por mi espíritu entregar
 
Qué vanidad la mía
si contigo he de compartir
de mi alma la melodía
pues a ti me he de abrir
 
Qué vanidad la mía
por mi alma vender
pues así ella se hundía
sin tu corazón ceder

Laura Palacio

Autora

19 años. Estudiante de Ciencia Política de la Universidad Nacional. Aficionada a la literatura, la música, el arte, Cortázar y los gatos. Militante feminista y romántica de tiempo completo.

¡Suscríbete al boletín!